Hogares Sustitutos del ICBF

Hogares Sustitutos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

Objetivo:

Garantizar a los niños, niñas  el restablecimiento y cumplimiento de sus derechos, proporcionándoles protección integral en condiciones favorables, mediante un ambiente familiar sustituto, que facilite su proceso de desarrollo personal, familiar  social,   restableciéndoles sus  derechos, por remisión de la Defensoría de Familia, Comisaría de Familia o Inspección de Policía. Con  el  ACOMPAÑAMIENTO de un equipo sicosocial dedicado exclusivamente a mejorar las condiciones integrales del niño para que CREZCA BIEN.

Población, beneficiarios directos:

Los niños y niñas por grupo de edad que están bajo medida de protección del ICBF en la Modalidad de Hogar Sustituto primera infancia  son:

* 0 – 2 años 11 meses: 20 niños y niñas

* 3 – 5 años 11 meses: 31 niños y niñas

* 6 – 8 años 11 meses: 36 niños y niñas

En total de 0 – 8 años tenemos 87 niños y niñas, este número varía por el tipo de población.

Beneficiarios indirectos:

Como beneficiarios indirectos son todos los niños niñas y adolecentes del programa de 0 a 18 años y sus respectivas familias tanto sustitutas como biológicas.

Descripción general:

Los niños son seres únicos e irrepetibles y, como Fundación a través del programa  CREZCO BIEN, esperamos ser gestores de su constante proceso de crecimiento y desarrollo; garantizándole  a los niños, niñas  el restablecimiento y cumplimiento de sus derechos, proporcionándoles protección integral en condiciones favorables, mediante un ambiente familiar sustituto, que facilite su proceso de desarrollo personal, familiar  social, restableciéndoles sus derechos, por remisión de la Defensoría de Familia, Comisaría de Familia o Inspección de Policía.

 Estrategias

 CRECIENDO APRENDO

A través de esta estrategia se busca generar un conocimiento de los niños- as con el fin de crear, con base en ellos mismos condiciones que les permita crecer, interactuar, vivir y convivir en su medio comunitario y social.

Se pretende entonces aportar a la construcción de un entorno seguro y propicio para los pequeños-as, donde puedan expresar sus sentimientos, adquieran o desarrollen más su valores, conozcan los derechos y deberes y las habilidades para vivir, creando así una actitud de reconocimiento con ellos mismos y con los demás adultos. Ello implica un camino de crecimiento activo, donde cada uno pueda descubrir sus potencialidades en relación con ser, con otros adultos y con el mundo.

 Efectivamente todo esto nos permitirá mejorar la intervención alcanzar los objetivos y obtener los resultados esperados, es decir, que nuestro niños CREZCAN BIEN, la participación de la Fundación Concívica, no solamente tiene como objetivo el reconocimiento a un trabajo, sino también obtener unos recursos que nos permitan adicionar a nuestra formación algunos elementos materiales y formativos tales como una ludoteca donde nuestros niños, niñas y adolescentes del programa Hogares Sustitutos se recreen y demuestren sus progresos.